COMPLEJO ARQUEOLÓGICO DE TÚCUME

UBICACIÓN

Hace mil años se comenzó a construir el centro urbano más importante de su época: Túcume, el distrito, llano y a 43 m.s.n.m., tiene 89,74 km2, y forma parte del valle de Lambayeque, el más largo de la costa norte del Perú. A sólo 1 km al este de Túcume se encuentra este impresionante sitio arqueológico, que la población local denomina El Purgatorio. Ademas se encuentra ubicada a 33 kilómetros al norte de la moderna ciudad de Chiclayo, en la parte baja del valle de La Leche, enclavado en un bosque de viejos algarrobales y un clima tropical.

ÉPOCA

Según las investigaciones arqueológicas en Túcume, las etapas culturales se dividen: primero la cultura Lambayeque, entre los años 1000 y 1370 d.C., luego los chimú, entre 1370 y 1470, y finalmente los incas, entre 1470 y 1532, época en que llegaron los españoles. Hacia 1547, año en que se abandonan las pirámides.

Según la leyenda, el Valle de las Pirámides fue fundado por Collac, descendiente de Naylamp, alrededor del 700 d.C.

SOCIEDAD

Aquí residieron los señores de Túcume con el lujo propio de semidioses, en gigantescos palacios decorados con relieves de contenido mítico y ritual, mobiliario y joyería exquisita, rodeados de sacerdotes, administradores, servidumbre y expertos artesanos.

ECONOMIA

Los Lambayeque heredaron parte de los sistemas de irrigación construidos por los mochicas; pero sus obras fueron más colosales porque los espacios que lograron irrigar fueron mucho mayores. Tienen la autoría de casi toda la red de canales, bocatomas y reservorios, que articuló los valles de Reque, Lambayeque, La Leche y Saña. El resultado fue una agricultura próspera, con cultivos principales de maíz y algodón. Articular tantos valles y estar en una zona estratégica (fácil de vincularse con las distintas regiones), les permitió destacar también en el comercio.

Túcume fue el centro urbano de una sociedad de agricultores, pero a la vez de diestros navegantes, fueron épocas de intenso comercio e intercambio con diversas áreas de la costa sudamericana, la sierra y la selva norteñas.

ARQUITECTURA

Las investigaciones científicas llevadas a cabo por los arqueólogos permiten postular que las pirámides fueron palacios residenciales que habitaron una elite aristocrática que se dedicó principalmente a la agricultura, convirtiendo al valle de La Leche en el mayor complejo hidráulico de la costa.

Las pirámides, construidas en adobe, están formadas por depósitos, patios y habitaciones, estas últimas ornamentadas con relieves y pinturas murales. La circulación interna estaba garantizada por un sistema de rampas (para subir de un nivel a otro) y corredores. Además de los recintos propios del culto, la administración o el reposo, estaban las áreas de cocina, en donde se ha encontrado restos de la dieta cotidiana del Tucumano de hace diez siglos.